Título

tacones

La mujer de las curvas obscenas entra en escena.
Los hombres callan, las mujeres murmuran. A lo lejos un “asureuptisimamadre” sale de alguna boca desprevenida.
Un recuadro diminuto de tela plateada sujeta dos pechos que se balancea furiosamente al ritmo de un hábil tacón. Toc, toc, toc el corazón de los presentes se sincroniza con el vaivén de unas carnes morenas- ¡qué vá! Prietas- La cabellera rubia descansa en un trasero generoso que amenaza con desbordarse en la habitación.
Silencio, la mujer se aclara la garganta y habla.

Silencio.

La voz putona de la mujer escarba los oídos del hombre sentado a la derecha. Se le mete profundo mientras el hombre fantasea con llegar hasta adentro. Las luces neón iluminan el fondo y chillan. La mujer maulla. Los hombres salivan y ella ronronea.

Las curvas obscenas se balancean al ritmo de una canción famosa. Los padres aplauden, la mujer putona estruja un diploma en sus manos, del rímel escurre una lágrima. Sonrisas. Aplausos, aplausos, aplausos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s